24 formas de producir y llevar más dinero a casa

Hace un poco más de seis años escribí un artículo sobre cómo alcanzar la libertad financiera que tanto escuchamos. Son estrategias clave para generar dinero.

Desde entonces, los fundamentos no han cambiado. Sin embargo, existen algunas nuevas ideas al respecto que me gustaría compartir contigo.

Lo que generas no es con lo que te quedas

Lo primero es recordar la diferencia que existe entre las ventas de una empresa y su utilidad. La mayoría de dueños(as) de empresas lo olvidamos.

Como sabemos, la utilidad es – en resumen – la diferencia entre los ingresos que se generan y los gastos que se incurren.

El desafío es que los(as) empresarios(as) suelen poner metas en ventas, sin haber evaluado su rentabilidad.

Una forma sencilla de ilustrar la importancia de un enfoque en utilidad es analizar lo siguiente.

Imagina que:

  1. Empresa “A” vende S/ 80 000 al mes
  2. Empresa “B” vende S/ 50 000 al mes

¿A cuál le va mejor, financieramente hablando?

Es tentador pensar que la empresa “A”, pero la verdad es que no sabemos, pues dependerá de otras factores.

Uno de estos factores es el egreso.

  1. Empresa “A” tiene gastos de S/ 70 000 al mes
  2. Empresa “B” tiene gastos de S/ 20 000 al mes

Con esta nueva información podemos ver que la utilidad luciría así:

  1. Empresa “A” tiene una utilidad de S/ 10 000 al mes
  2. Empresa “B” tiene una utilidad de S/ 30 000 al mes

Para medir la salud financiera de cada empresa habría que revisar otras aspectos, uno de ellos siendo cuánto de esas ventas han sido cobradas realmente.

Aún así, este breve análisis nos muestra con mayor claridad la importancia de preocuparnos por la utilidad y no solo por las ventas.

Peter Thiel, ya lo decía:

“El propósito de una empresa es crear valor y capturarlo”.

Crear valor puede ser representado por la venta, capturarlo significa que se queda con nosotros, y se relaciona con la utilidad.

A nivel personal, funciona de manera muy similar. Si tu ingreso proviene de tu sueldo, tu “utilidad” sería lo que te queda al final del mes.

Si, por ejemplo, ganas S/ 8 500, pero gastas S/ 9 000 entonces estarías perdiendo S/ 500 todos los meses.

Por el contrario, si ganas S/ 6 000, pero gastas S/ 5 000 entonces tendrías una utilidad de S/ 1 000 cada mes.

Cómo incrementar la utilidad

Antes de profundizar en todos los beneficios de la utilidad, una de las preguntas más importantes que debemos resolver es: ¿cómo incremento mi utilidad?

Hay dos formas principales:

  • Incrementar los ingresos
  • Reducir los egresos

Veamos algunas formas en las que puedes aumentar los ingresos, en caso tengas una empresa:

  1. Reduciendo tus cuentas por cobrar: puedes hacerlo de dos formas, cobrando más seguido y dejando de atender a clientes que no pagan.
  2. Mantener a los clientes por más tiempo: a través de un buen servicio, permitir que renueven el contrato o soliciten nuevos servicios/productos.
  3. Consiguiendo nuevos clientes: implementando estrategias comerciales para captar nuevos clientes y, sobre todo, más rentables.
  4. Establecer nuevos canales de venta: ya sean de manera propia o a través de alianzas/colaboraciones.
  5. Desarrollar nuevos servicios: identificar oportunidades del mercado para desarrollar servicios de mayor valor y rentabilidad.
  6. Explorar nuevos segmentos: encontrar nuevos públicos objetivos que se podrían beneficiar de tu propuesta actual.

En caso seas un profesional dependiente, puedes generar más ingresos de las siguientes maneras:

  1. Negociar un aumento: será uno de los pedidos más rentables de tu carrera, y también de mayor satisfacción.
  2. Consigue un nuevo trabajo y/o puesto: ya sea dentro de tu área, en una área diferente en tu empresa o en una nueva empresa.
  3. Brinda asesorías de manera independiente: trabaja por proyectos utilizando tu conocimiento y experiencia, aprende cómo aquí.
  4. Dicta clases en un instituto o una universidad: consigue dictar algunas horas en una institución educativa.
  5. Vende o alquila lo que no utilizas: no es algo constante pero podría representar un ingreso significativo en un momento determinado.
  6. Representa una marca: podrías asociarte con una o más marcas para representarlas a nivel comercial y generar un ingreso por recomendación.

Una segunda forma de incrementar tu utilidad es reducir los gastos, para ello puedes explorar las siguientes estrategias.

A nivel de empresas, podrías:

  1. Reducir la tasa de interés de tus préstamos: ya sea pagándola por adelantado, pidiendo un descuento o buscando otro banco que la compre.
  2. Negociar los costos de servicios: podría ser el internet o suscripciones, al decirles que estás buscando otras opciones te reducirán el precio.
  3. Mejorando los términos con proveedores: desde ampliar el tiempo de pago, la línea de crédito o los precios.
  4. Cancelando servicios que no utilizas: podrías hacer un inventario de servicios y evaluar los niveles de uso.
  5. Sistematizando, optimizando y automatizando procesos: puedes encontrar oportunidades para generar eficiencias.
  6. Deja de ofrecer servicios o beneficios que no aportan valor: evalúa la rentabilidad de servicios y evita ofrecer los no rentables.

A nivel personal podrías reducir tus costos utilizando tanto la estrategia de reducir la tasa de interés de tus préstamos, los costos de tus servicios y cancelando aquellos que no utilizas.

De forma adicional podrías probar con cambiar ciertos hábitos diarios que, aunque son pequeños, sí podrían marcar la diferencia en el tiempo. Algunos de ellos son:

  • Tómate el tiempo para conocer los gustos de tu esposo(a) y/o hijos(as) de modo que puedas poner tus esfuerzos – y dinero – en actividades, regalos y comidas que realmente le gusten.
  • Utiliza el tamaño de utensilios adecuado para evitar cocinar una cantidad que no termines usando; esto tanto para las bebidas, los desayunos, almuerzos y cenas.
  • Si tienes auto, maneja por debajo de los 95KM y cuando aceleres hazlo lentamente; el ahorro en combustible es significativo, en especial considerando que es una actividad frecuente.
  • Evalúa opciones, no es algo que debes hacer en cada momento, pero para compras principales busca otras tiendas o proveedores para que puedas tomar una decisión más informada.

De la utilidad nace la libertad

Implementando algunas de estas iniciativas notarás que tu utilidad empieza a crecer. La pregunta es, ¿qué hacer con ella?

Existen múltiples opciones, pero la razón que destaca para mí es la capacidad de conseguir la libertad financiera a través de ella.

Como debes haber escuchado para este momento, existen diversas maneras de encaminarte hacia esa dirección:

  • Tener un fondo de emergencia.
  • Ahorrar en plazo fijo.
  • Comprar un terreno.
  • Adquirir un inmueble y alquilarlo.
  • Contar con un portafolio de inversión diversificado.
  • Arriesgar un poco en criptomonedas.
  • Comprar una empresa pequeña o parte de ella.

Personalmente, creo que todas ellas son alternativas interesantes que – de alguna forma u otra y, por supuesto, de manera informada – podríamos explorar.

Sin embargo, en mi opinión – y esto no es un consejo financiero – una de las mejores formas de invertir, al menos parte de nuestra utilidad, es una opción que cumpla con cinco características:

  1. Tenga una tasa de interés anual promedio del 9% al 10%.
  2. Brinde un horizonte de largo plazo, 20 a 30 años.
  3. Sea líquido, que si se desee vender se pueda hacer rápido.
  4. Tenga un historial probado de crecimiento.
  5. No requiera tiempo ni dinero gestionarlo.

Creo que la importancia de las razones del tres al cinco son evidentes. Por ello, permíteme profundizar un poco en la importancia del retorno anual promedio de 9% al 10% y el plazo de 20 a 30 años.

La situación financiera de cada persona es diferente, sin embargo, creo que – con facilidad para algunos y con esfuerzo para otros – es posible tener como objetivo ahorrar S/ 500 al mes.

Especialmente si se aplica alguna de las estrategias que he compartido en este artículo, pues podría aumentar los ingresos para vivir una vida cómoda y satisfactoria, manteniendo una utilidad para invertir en el futuro.

El efecto del interés y el tiempo

Dicho eso, si una persona ahorra S/ 500 al mes, en 30 años tendría S/ 180 000.

Este monto es importante, sin embargo, ¿cómo afectaría la tasa de inflación del 3% promedio en los próximos 30 años – lo cual, por cierto, es bastante conservador?

Eso significaría que los S/ 180 00 en 30 años, sería equivalente a S/ 74 157. En pocas palabras, habremos perdido más de la mitad del dinero.

Como puedes ver, no sería una buena forma de usar la utilidad que hemos obtenido con tanto esfuerzo.

Veamos ahora cómo luce ahorrar los mismos S/ 500 al mes pero, esta vez, lo invertimos al 9.5% de interés.

¿Cuánto tendríamos dentro de 30 años? S/ 983,446.89.

Evidentemente, debido a la inflación, la capacidad de compra de ese millón de soles será alrededor de S/ 450 000, lo cual es 6 veces más de lo que tendríamos (S/ 74 157) si solo lo hubiéramos ahorrado.

Para poner aún más en contexto el valor de invertir, veamos cuánto ingreso podríamos generar solo de intereses en cada uno de los casos.

  • Si, al final del período de ahorro tienes 180 000 deseas empezar a vivir de él, podrías retirar S/ 5000 mensual y en 3 años ya no tendrías ahorros, lo cual no es una buena opción.
  • Si, al final del período de ahorro tienes 180 000 y lo inviertes en un plazo fijo de 6% anual ganarías S/ 10 800 al año, lo cual representaría un ingreso mensual de S/ 900 de por vida, sin disminuir tus ahorros. No es una mala opción.
  • Si decides invertir en lugar de ahorrar, al final del período tendrás S/ 1 000 000, si lo colocas en un plazo fijo anual de 6% anual ganarías S/ 60 000 al año, lo que representaría un ingreso mensual de S/ 5 000 de por vida y, adicionalmente el millón siempre estará ahí. Es una buena opción.

Y, por supuesto, siempre está la opción de mantener el dinero a un potencial interés de 9 al 10% anual y seguir creciendo tu dinero. Digo “potencial” porque, como te imaginarás a diferencia de un plazo fijo, existen riesgos.

Una opción de inversión

¿De qué opción estoy hablando?, ¿qué alternativa, en mi opinión – y, nuevamente esta no es una recomendación financiera – cumple con las cinco características que mencioné líneas arriba?

El SPY.

El SPY es un fondo de inversión que incluye las 500 empresas más grandes de Estados Unidos.

A diferencia de la compra de una acción en específico, este fondo está compuesto por múltiples acciones, lo cual reduce el riesgo y, por supuesto, también el retorno.

Si una persona hubiera comprado Apple, en los últimos 5 años hubiera tenido un retorno de cerca del 40% anual. Eso es:

  • 40% más al año que solo haber ahorrado.
  • 34% más al año que el mejor plazo fijo
  • 30% más al año que el SPY.

Pero, y ahí viene el pero, si por alguna razón Apple hubiera quebrado, el dinero se habría perdido en su totalidad.

En ese sentido, lo que hace un fondo como el SPY es diversificar el riesgo comprando un % de todas las empresas más grandes de USA.

El retorno promedio anual del SPY en los últimos 30 años ha sido de 9% por lo, si bien durante ese tiempo tuvo caídas importantes – las cuales volverá a tener, ha sido consistente en su crecimiento.

Sobre todo si se le ve desde un ángulo de largo plazo, es una buena alternativa para hacer realidad la visión que acabo de compartir.

El objetivo es alcanzar un monto de un millón de soles dentro de treinta años, ahorrando S/ 500 al mes – idealmente, empezando desde ahora.

Por supuesto, como todo en la vida, es importante tomar una decisión informada y de manera calmada.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.