Logo_oficial

Las 12 habilidades del consultor independiente

Las 12 habilidades del consultor independiente

Estas son las doce habilidades del consultor independiente. 

Que son competencias que el profesional debe desarrollar para iniciar y hacer crecer su práctica independiente.

Como parte del acompañamiento del Programa Trasciende recibes la guía y el soporte para fortalecer estas competencias.

Y es que en la medida que las integres en tu día a día, podrás impulsar tu crecimiento como consultor independiente.

Reconociendo por supuesto, que no es que debamos ser perfectos en cada habilidad, lo importante es progresar.

Se requerirá coraje, dedicación, pero lo harás paso a paso.

Las 12 habilidades del consultor independiente

 

Veamos cada una de ellas.

1. Desarrollo personal: 

 

Un consultor sabe que cuando él o ella como persona crece, su negocio crece.

A nivel de gestión de tiempo, el consultor es capaz de organizarse para dedicarse a su negocio, sin descuidar su vida personal y trabajo.

A nivel de gestión emocional, tiene la capacidad para calmarse, lidiar con el estrés y con la incertidumbre.

Pero, sobre todo, se antepone a situaciones no deseadas de manera resiliente y se desafía a sí mismo(a).

A nivel de finanzas personales, tiene un flujo proyectado que le permite saber sus gastos y sus ingresos.

Tiene visibilidad de sus finanzas, y sus niveles de rentabilidad de proyectos.

2. Autoconocimiento: 

 

El consultor es capaz de reconocer sus habilidades, conocimiento, experiencia.

Y, sobre todo, confía en dichas habilidades y capacidades.

Además de reconocer sus habilidades, es capaz de identificar todas las formas en que aporta valor al mercado.

Es decir, conforme interactúa con las personas y las empresas puede notar qué grupos de interés valoran su expertise.

Y, en específico, qué parte de todo su expertise se interesan más.

3. Arte de conversar: 

 

El consultor tiene la capacidad para participar en todo tipo de interacciones, sociales y/o laborales.

Sabe convertir dichas interacciones en conversaciones que puedan convertirse en oportunidades de negocio.

Para ello, sabe cómo presentarse y cómo comunicar lo que hace de manera que logre generar interés en la otra persona.

También sabe hacer preguntas o comentarios que permitan conocer más sobre la otra persona, sobre sus objetivos, y sus desafíos.

Por supuesto, sabe cómo llevar esa conversación a una reunión en la que pueda profundizar sobre sus necesidades.

Y, sobre todo, descubrir de qué manera podría aportar valor con su experiencia y conocimiento.

4. Detección de oportunidades: 

 

Un consultor tiene la capacidad para analizar la información que obtiene de las personas con las que se reúne.

Y así identificar qué necesidad podría representar una oportunidad comercial.

Puede leer a una persona para reconocer sus verdaderas motivaciones, sus preocupaciones y sus dudas.

Y puede usar esa capacidad para identificar una demanda desatendida en el mercado.

En esencia, detecta rápidamente, en cualquier tipo de ambiente, reunión, interacción o conversación, una necesidad de mercado.

Especialmente, necesidades que puede ser cubierta a través de sus habilidades, conocimientos y experiencia.

5. Validación de demanda: 

 

Esta habilidad se relaciona a poder medir el nivel de interés que tiene el mercado en una idea.

Puede comprobar rápidamente también si la oportunidad que ha detectado tiene potencial de mercado.

En su camino de crecimiento el consultor descubrirá diversas necesidades.

Antes de enfocarse en ellas, sabe que debe comprobar que exista capacidad y disposición de pago.

Entiende que si no hay personas dispuestas a pagar por ello, debe seguir un camino diferente.

Por ello, utiliza diversos mecanismos para validar la demanda de las oportunidades que identifica.

6. Elaboración de propuestas: 

 

El consultor tiene la capacidad para reunirse con potenciales clientes.

Conversar acerca de sus desafíos, identificar claramente el problema y plantearles ideas de solución.

También sabe organizar toda esa información recaudada y plasmarla  en una propuesta convincente y, por supuesto, rentable.

Para ello, sabe cómo costear y cómo establecer precios de manera estratégica.

Elabora propuestas de manera ágil y las tiene listas a tiempo, evitando que el proceso comercial se ralentice.

Lleva un registro adecuado y ordenado de sus propuestas.

7. Presentación de propuesta: 

 

La capacidad para presentar sus propuesta de manera convincente.

Proyectando credibilidad, confianza y logrando conectar con el potencial cliente.

Es capaz de presentar argumentos racionales y emocionales para elevar la probabilidad de que acepten su propuesta.

También sabe identificar las posibles objeciones y manejarlas adecuadamente.

Por supuesto, conoce cómo negociar los acuerdos del proyecto en sí mismos.

Así como las condiciones de pago para evitar impagos o retrasos en los pagos que afecten la liquidez.

8. Seguimiento de oportunidades: 

 

Dentro de las habilidades del consultor independiente, se encuentra:

El saber que solo un pequeño porcentaje de las propuestas que presenta serán aceptadas en ese momento.

La mayoría de proyectos se irán concretando conforme pasa el tiempo.

Por esa razón, tiene su propio sistema de organización que le ayuda a hacer un seguimiento continuo a sus prospectos.

De una forma en la que siempre está presente en su mente.

Toda persona con la que se reúne, que le pidió alguna vez información.

Que le pidió una propuesta, le haya contratado o no, tiene una siguiente fecha de contacto en su calendario.

Sabe qué decir y cómo decirlo, en todo momento.

9. Diseño de servicios: 

 

La capacidad para organizar su conocimiento y desarrollar servicios diferenciados a partir de dicho conocimiento.

Tiene la habilidad para estructurar su método de trabajo, crear propiedad intelectual y optimizar su metodología.

Esto para que sea vez más efectiva y, por supuesto, más rentable y/o escalable.

Tiene también la capacidad para diseñar una propuesta comercial que comunique el valor de su servicio y genere interés en el público.

10. Creación de contenido: 

 

El consultor tiene la habilidad para redactar artículos que impacten positivamente en el mercado.

Lo posicionen como experto en su tema y atraiga a potenciales clientes.

Además de tener la habilidad para redactarlos, tiene el enfoque y la gestión del tiempo necesaria para hacerlo de manera frecuente.

De la misma forma, tiene la capacidad para desarrollar conferencias, tanto online como presencialmente.

Sabe cómo hacer la convocatoria, cómo dictarlas y de qué manera obtener prospectos a partir de ello.

El consultor también sabe cómo aparecer en medios de prensa especializados para reforzar su posicionamiento.

Tanto a nivel de confianza personal como su capacidad de comunicación.

11. Implementación de servicios: 

 

Tiene la habilidad para entregar un servicio de calidad cuando lo contratan, de tal manera que lo re-contraten y/o lo recomienden.

Por un lado, sabe como gestionar las expectativas del cliente para que vaya acorde a lo que es viable.

Y, por otro lado, tiene las competencias técnicas y de gestión para implementar la solución de manera efectiva.

Para ello, sabe cómo llevar una asesoría uno a uno pudiendo influir en la otra persona, para una mejor toma de decisiones.

Logra que su consejo sea tomado en cuenta. Brinda capacitaciones de alto impacto y lleva procesos de consultoría exitosos.

12. Búsqueda proactiva de clientes: 

 

El consultor tiene la habilidad de buscar, y conseguir, nuevos clientes de manera consistente.

Sabiendo, por supuesto, que la clave no está en que todos le digan que “sí”, es más bien seguir avanzando pese a los “no”.

Para ello, se enfoca solo en lo que está en su control, en sus acciones y en sus seguimientos.

Las acciones claves para la búsqueda proactiva de clientes son el networking personal, es decir el relacionamiento constante.

La gestión efectiva de la red de contactos actual, teniendo un inventario de relaciones y desarrollando un plan de contacto.

Implementa iniciativas claves para ampliar la red de contactos.

Incluyendo la prospección directa y definiendo una estrategia efectiva para llegar a ellos.

¿Te gustaría fortalecer las habilidades del consultor independiente?

 
Ahora que conoces las habilidades del consultor independiente, puedes hacer un auto análisis sobre tu nivel de desarrollo actual y medir tu progreso.
 

Si te gustaría identificar tu potencial como consultor independiente, puedes utilizar esta calculadora de ingresos.

Y, por supuesto, si te gustaría contar con un soporte personalizado para fortalecer estas habilidades puedes conocer más sobre el Programa Trasciende haciendo clic aquí

COMPARTIR ARTÍCULO:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
¿Te gustaría recibir el próximo
artículo en tu correo?

Ingresa tu nombre y correo para registrarte al boletín informativo de forma gratuita.

 

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CONTÁCTANOS

¿QUÉ SE NECESITA
PARA CRECER?

¡Conoce las 27 variables de una práctica de consultoría exitosa!

 

DÉJANOS TU
COMENTARIO

Solo debe completar los datos requeridos marcados. Tu dirección de correo no se hará público

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 comentario en “Las 12 habilidades del consultor independiente”
  • Pingback: Las 12 habilidades del consultor independiente - Duplicate - [#9478] - Trasciende